"No creo que seamos parientes muy cercanos, pero si usted es capaz de temblar de indignación cada vez que se comete una injusticia en el mundo, somos compañeros, que es más importante."
  • Ernesto Che Guevara

domingo, 28 de febrero de 2010

El capitalismo ya tiene su mártir


Eduardo Zapata, preso común, cumplía condena por desorden público, desacato y resistencia desde 2004. Además en reiteradas ocasiones había sido condenado por estafa, exhibicionismo público y tenencia de armas. Se declaró en huelga de hambre porque no le proveían de teléfono y cocina en su celda.

Como podemos comprobar por las informaciones, el caso dista de ser el de un preso de conciencia que ha entregado su vida por una causa. En primer lugar porque el capitalismo nunca será una buena causa. En segundo lugar, las autoridades cubanas le ofrecieron los mejores cuidados médicos que ya quisieran en EE.UU. (que de dispensárselos la factura que recibiría sería astronómica). Al parecer da igual que se haya levantado una cárcel inmunda en la misma Cuba bajo la autoridad americana o los casos de tortura en Abu Ghraib. Este caso, en el que a diferencia de los otros, el preso había sido juzgado, no es más que una oportunidad para los medios de azuzar el odio hacia Cuba, un país que mantiene la independencia, al contrario que muchos otros de América Latina, que siguiendo la doctrina Monroe América para los americanos -estadounidenses- no son más que estados títeres.

Ojalá y lo decimos desde el sentimiento internacionalista, Cuba mantenga la independencia y no la veamos nunca más plena de mafia y dictadores facinerosos.