"Tiemblen, si quieren, las clases gobernantes, ante la perspectiva de una revolución comunista. Los proletarios, con ella, no tienen nada que perder, como no sea sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo entero que ganar."
  • Marx y Engels. Manifiesto Comunista, 1848.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Revolución cubana, ejemplo de internacionalismo y resistencia, ¿seguirá en pie?

La revolución cubana, la única revolución que ha triunfado y ha prevalecido décadas de toda América Latina, ha mantenido siempre el internacionalismo proletario como su rasgo identificatorio. La difusión de la revolución, no vista como un intento de ''exportar'' a otros países la experiencia revolucionaria, sino como el auxilio a la causa antiimperialista. La resistencia férrea contra el enemigo tanto interno como externo. Cuba no se demoró al expropiar bienes norteamericanos que incluyeron refinerías de petróleo o centrales azucareras.


''Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos!''



Cuba fue invadida por mercenarios entrenados por la CIA, rápidamente rechazados por el ejército cubano. Cuba mostró su simpatía por el proceso de ''vía pacífica al socialismo'' de Chile.

"Existen muy pocas posibilidades de construir un Estado marxista en Chile si no se usa la violencia".

Y es que el gobierno de Allende no reprendió forzosamente a los comerciantes y empresarios que hacían paro forzoso y a los agricultores que no cosechaban, cundiendo el desabastecimiento y el descontento. El golpe de 1973 demostró la ineficacia de hacer una revolución socialista sin armar al pueblo, sin sustituir la máquina de opresión burguesa por el poder popular directo. Como cita Karl Marx:

En el siglo XIX, se desarrolló, procedente de la Edad Media, "el poder centralizado del Estado, con sus órganos omnipresentes: el ejército permanente, la policía, la burocracia, el clero y la magistratura". Con el desarrollo del antagonismo de clase entre el capital y el trabajo, "el Poder del Estado fue adquiriendo cada vez más el carácter de un poder público para la opresión del trabajo, el carácter de una máquina de dominación de clase. Después de cada revolución, que marcaba un paso adelante en la lucha de clases, se acusaba con rasgos cada vez más salientes el carácter puramente opresor del Poder del Estado". Después de la revolución de 1848-1849, el Poder del Estado se convierte en un "arma nacional de guerra del capital contra el trabajo".

El golpe triunfó sin que las masas pudieran hacer nada.

Sin embargo Cuba resistió, ofreciendo ayuda a los procesos de liberación nacional en Angola, a la revolución en un pequeño país de las Antillas, Granada, tristemente truncado por la furia imperialista de Estados Unidos.

Cuba llegó a resistir la oleada de contrarrevoluciones de 1989:

''Porque si mañana o cualquier día nos despertáramos con la noticia de que se ha creado una gran contienda civil en la URSS, o incluso si nos despertáramos con la noticia de que la URSS se desintegró, cosa que esperamos que no ocurra jamás, aún en esas circunstancias Cuba y la Revolución cubana seguirían luchando y seguirían resistiendo.''

Ni el criminal bloqueo sobre la isla la hizo achantarse. Sus logros sociales permanecen incólumes. En cuanto al Índice de Desarrollo Humano, indicador de prosperidad más fiable que el PIB, Cuba permanece en el puesto 51, en contraste con la media de América Latina, de 82.3. Ha sido el único país de América Latina en erradicar la desnutrición infantil, entre otros muchos logros. En cambio Fidel Castro en un discurso en noviembre de 2005 alertó en del peligro de reversibilidad de la Revolución. Hay que saber aprender de la experiencia pasada para no cometer los mismos errores que condujeron a la autodestrucción de la Unión Soviética.