"No creo que seamos parientes muy cercanos, pero si usted es capaz de temblar de indignación cada vez que se comete una injusticia en el mundo, somos compañeros, que es más importante."
  • Ernesto Che Guevara

domingo, 29 de abril de 2012

APUNTES SOBRE EL FIN DEL "SOCIALISMO REAL" Y CONCLUSIONES PARA EL FUTURO(2/2)

a) Agentes externos:


El imperialismo como hemos dicho actúa con odio voraz. Puede ser a través de invasiones, o de financiar golpes de estado. Pero es común que con el pretexto de la ''democratización'' de un país ponga a la opinión pública a su favor a la hora de usar organismos internacionales para condenar dichos paises. El embargo comercial es otro medio muy usual. El estado sanciona a empresas nacionales por proveer de recursos o créditos a cierto país, o incluso amenaza a empresas de otros países presentes en su territorio de sancionarlas, de cerrarlas su mercado si negocian con él. Esa empresa, lógicamente, pues se guía por el timón de la rentabilidad, elegirá al país con mayores posibilidades mercantiles. No hace falta decir que hablamos de Cuba. El bloqueo comercial provoca un impacto económico arrollador. Sin embargo, cuando se habla de la crisis económica que padece, la responsabilidad recae en el sistema económico.


b) Agentes internos:

Precisamente la ''caída'' de el bloque oriental ha sido por estos agentes. Desde el seno del PCUS se acometieron reformas que introducían el capitalismo. Casi una década antes, China con Deng Xiaoping hacía lo propio. En la mayoría de países, la propia jerarquía del partido se hacía partícipe de la contrarrevolución. ¿Por qué un partido que se supone debe asegurar la pervivencia del socialismo lo destruye? Muy sencillo, porque el partido y el pueblo se disocian. Se necesita una dirección centralizada de la economía. La economía planificada es el sistema más racional y consecuente. Se adelanta a los cambios demográficos, a las tendencias de consumo, a las necesidades cambiantes. Por eso es fácil asegurar el empleo. Simplemente si la producción en un sector deja de producir dividendos, se reubica al trabajador a otro. Para ello es necesario a. la correcta instrucción del obrero b. Garantizar la igualdad de los salarios, para que ninguno sea desmerecedor c.Por el mismo motivo, garantizar la correcta equipación con maquinaria, la justa para hacer el trabajo más llevadero. En el capitalismo el uso de maquinaria es excesivo. No se busca la comodidad del obrero, sino el menos gasto para el patrón. Mas me dejaré de circunloquios e iré al grano. La centralización de la economía es necesaria, y esta la debe asumir el partido en perfecta consonancia con el pueblo, organizado en sóviets. El pueblo debe tener una organización propia independiente. De este modo ya no sólo hablamos de estado socialista. Hablamos de un estado obrero. Al mismo tiempo los miembros del partido deben mantener las mismas condiciones de vida que el pueblo. La burocracia es una fente de capitalismo, de burguesía en potencia.

Pero no es burguesía en acto, pues los medios de producción los posee el pueblo a través de la dirección consciente del partido y del estado. Mas el pueblo debe poseer los medios de producción directamente con el aliento del partido vinculado a él. El partido subsume a los sóviets y los sóviets subsumen al partido como dos organizaciones paralelas.

-Organización del partido como agente de la contrarrevolución: Deben tomarse medidas para que el partido se depure con asiduidad de elementos contrarrevolucionarios. Unir la unidad de voluntad con la lealtad a las ideas comunistas. El líder del partido debe rendir cuentas a las bases, a los cuadros. El líder del partido es revocable, y asimismo la expulsión de miembros potencialmente peligrosos debe estar normalizada. El partido debe ser una unidad, una organización draconiana y a la vez democrática. 

-Existencia de pequeña propiedad privada como agente de la contrarrevolución. Hemos hablado de la planificación económica. La planificación debe abarcar todas las partes de la producción. Como hemos dicho el capitalismo se adelanta, en cualquier ejercicio de economía privada, domina el ''laissez faire''. El desempleo, la precariedad, aparecen ahí, contaminando toda la economía. Lo que es peor. La propiedad o arrendamiento de pequeños negocios crea desigualdades. Crea una pequeña burguesía que al tiempo irá acaparando más parcelas de poder. Crea beneficiados y perjudicados por los negocios. Crea las mismas bases del capitalismo. Este es un camino difícil de revertir si la táctica se convierte en estrategia y el pueblo no tiene su órgano, que debe ser además, el arbitrador del sistema, el sóviet. La propiedad de los grandes centros de producción aún es del estado, aún hablamos de socialismo, pero si no contamos con los organismos mentados, sólo queda un oneroso esfuerzo para restaurar la integridad del socialismo.